Unicef trabaja para que desaparezca esta forma de maltrato en el país. (Foto: Especial)

Aprueban ley que prohíbe dar “chanclazos” a los niños

En México 6 de cada 10 infantes de entre 1 a 14 años han sido violentados por alguna figura de autoridad
Redacción | El Universal
27 Noviembre, 2019 | 14:21 hrs.

Los legisladores aprobaron reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA), en las que prohíben el castigo corporal como método de disciplina, esto con base en el informe anual 2017 de Unicef. 

En el informe se revela que 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes entre 1 y 14 años han experimentado algún método violento de disciplina por parte de sus cuidadores y 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes han sufrido agresiones psicológicas. 

El decreto fue enviado a la Cámara de Diputados y fue aprobado con 114 votos a favor. 

En México, el castigo corporal, las agresiones psicológicas y otras formas humillantes de trato son consideradas normales e inofensivas e incluso son ampliamente aceptadas, sin embargo, todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a una vida sin violencia, explotación o abuso de cualquier tipo, de acuerdo con el informe. 

La violencia se presenta mayormente en el hogar, y en menor menor medida en escuelas y vía pública y puede provenir de familiares o cualquier figura de autoridad. Según la Unicef, cuando la violencia es normalizada y se acepta como cotidiana los niños crecen siendo violentos y agreden a otros. 

Lo que dice la ciencia

Un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Texas y la Universidad de Michigan, asegura que cualquier método de disciplina violento, puede traer consecuencias negativas para el comportamiento y la salud mental de los niños.

Entre las consecuencias psicológicas que les genera una corrección violenta se encuentran comportamientos antisociales, agresión, dificultades cognitivas, problemas de salud mental y baja autoestima.

Al respecto, en Unicef México existen proyectos para apoyar a las políticas públicas, como en este caso, para proteger a los niños y prevenir que sean víctimas de la violencia en cualquiera de sus formas. 

Entre esos proyectos se encuentra brindar asesoría técnica a los Sistemas de Protección Integral de Niños, Niñas y Adolescentes (SIPINNA), para Impulsar modelos de cuidados alternativos. 

Además pretenden que para el 2024 se garantice la instalación y pleno funcionamiento de procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes, así como fortalecer las capacidades de los Centros de Asistencia Social públicos y privados para brindar atención psicosocial a niñas, niños y adolescentes migrantes, entre otras. 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS