Los menores reflejan las situaciones que se viven en casa. (Foto: Especial)

5 causas por las que un niño es violento

La situación económica es uno de los principales desencadenantes de la violencia
Melissa Sierra Ulloa | El Universal
10 Enero, 2020 | 15:04 hrs.

La violencia en niños es un fenómeno que está presente en todos los ámbitos de la sociedad, por lo que cada vez es más fácil encontrar menores que presentan actitudes violentas que afecten su desempeño social y escolar.

Un niño puede verse afectado por distintas situaciones familiares y escolares que lo lleven a desarrollar conductas agresivas, por lo que el control de su entorno es de vital importancia para evitar que éstas se desarrollen.

El Botiquín platicó con la psicóloga Annabel Gómez Mayo, miembro de Doctoralia, para conocer las distintas causas que pueden provocar que un pequeño se vuelva violento. Es importante recalcar que los factores que desencadenan la violencia no son aislados, por lo que todo el contexto influye en ello.

1. Situación económica

De acuerdo con la especialista, la situación económica familiar es uno de los factores más influyentes en la actitud de los menores, debido a que ésta puede desencadenar situaciones que los lleven a tornarse agresivos.

En general, cuando una familia sufre de problemas económicos tiene limitantes en cuanto a los servicios y recursos con los que cuenta, lo que puede generar estrés en los menores, afectando sobre todo su desempeño escolar.

2. Violencia familiar

Los menores reflejan las situaciones que se viven en casa, por lo que si un niño observa y recibe violencia en el ámbito familiar, es muy probable que desarrolle y replique las mismas actitudes fuera de casa, convirtiéndolos en personas violentas y agresivas.

Es necesario reconocer que cuando se vive en un ambiente familiar violento, se puede desencadenar la violencia hacia otros o hacia sí mismos, por lo que además de golpear personas ajenas, surgen actitudes en las que se cortan y queman, las cuales pueden derivar incluso en el suicidio.

También lee: ¿Cómo afecta la violencia a la salud de las mujeres?

3. Falta de atención

La psicóloga Gómez Mayo mencionó que actualmente vivimos en una sociedad donde los niños son constantemente abandonados debido a la situación económica familiar, donde ambos padres tienen que salir a trabajar para generar los recursos necesarios para subsistir.

Ante ello, los pequeños se quedan encargados con abuelas, cuidadores o familiares que no les prestan la atención adecuada para su correcto desarrollo, además, cada vez son más los niños que se quedan sólos en casa. Esta falta de atención provoca que no haya un adulto que los guíe en la diferenciación entre el bien el mal y la forma correcta de comportarse.

4. Aislamiento 

La violencia en las calles ha provocado que los niños ya no sean libres de salir a la calle, menciona Gómez Mayor, lo que ha afectado la forma de socializar de la mayoría de los pequeños. Esto ha provocado que se viva en una especie de aislamiento en donde los pequeños no pueden convivir con otras personas de su edad.

La falta de socialización provoca que los menores crezcan aislados y tengan problemas para relacionarse, por lo que la soledad en la que viven los puede llevar a desarrollar actitudes agresivas con los demás.

También lee: Aprueban ley que prohíbe dar “chanclazos” a los niños”

5. Pérdida de un familiar

Si bien ésta no es una causa factorial aislada, la pérdida de un familiar cercano puede ser un detonante de la violencia en un niño. La psicóloga Annabel Gómez menciona que entre más cercano sea el familiar, más intensa puede ser la respuesta violenta.

Por ello cuando un menor pierde a un cuidador primario, como un padre o abuelo, hay que prestar atención en las actitudes que adopta y ayudarlo a sobrellevar la pérdida.

Es importante recalcar que “la violencia es multifactorial”, por lo que ninguna de las causas antes mencionadas funge como un factor aislado para el desarrollo de conductas agresivas en niños.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS