Existen manifestaciones derivadas de la sialorrea que pueden afectar la calidad de vida de una persona. (Foto: Especial)

¿Qué es la sialorrea?

El babeo crónico y la hipersalivación de la sialorrea se deben a tres principales causas
Redacción | El Universal
13 Noviembre, 2019 | 13:17 hrs.

La sialorrea, también conocida como hipersalivación, es un síntoma derivado de la acumulación excesiva de saliva. Su diagnóstico y tratamiento, así como manifestaciones asociadas, dependen de la causa por la que se acumule una gran cantidad de saliva y desencadene un babeo crónico.

Las causas de la sialorrea dependen de factores externos que van desde una hiperproducción de saliva y una acumulación inconsciente de ella. La hiperproducción de saliva puede estar asociada con el uso de determinados o fármacos que aceleran la producción de baba.

La acumulación de saliva está directamente relacionada con la presencia de una enfermedad neurológica que provoca un trastorno deglutorio. En esta causa no existe un hiperproducción, sino que se presenta la acumulación por una dificultad en la acción de tragar saliva. Algunas de las enfermedades neurológicas que la provocan son: párkinson, parálisis cerebral y accidente cerebrovascular.

Otra de las razones por las que puede presentarse sialorrea es durante los primeros años de vida. En este caso los bebés babean crónicamente debido a la falta de control de los músculos faciales. La sialorrea en niños también se debe al proceso de formación de los primeros dientes. 

Existen manifestaciones derivadas de la sialorrea que pueden afectar la calidad de vida de una persona, dichas manifestaciones dependen de la intensidad y duración de la hipersalivación, y están asociadas con el flujo crónico de saliva. Algunas de ellas son:

-Descamación de los labios.

-Queilitis angular (herida inflamatoria labial).

-Dermatitis al nivel del mentón.

-Fatiga muscular provocada por la necesidad de deglutir constantemente.

-Dificultad en la fonación por el exceso de saliva.

-Cambio en el sentido del gusto.

-Repercusiones patológicas causadas por la pérdida de líquidos.

El diagnóstico de la sialorrea, de acuerdo con un estudio de la Revista Clínica Española, se realiza a través de una anamnesis completa y buena exploración física. Se debe determinar si la sialorrea se debe a una sobreproducción de saliva o su es causada por la dificultad de tragar derivada de un desorden neurológico.

El tratamiento de la sialorrea puede hacerse desde un enfoque logopédico, farmacológico o quirúrgico. En el primero de ellos se recomiendan ejercicios para mejorar el control de los músculos faciales y facilitar la deglución.

El tratamiento farmacológico incluye medicamentos anticolinérgicos que ayudan a disminuir la secreción salival. El enfoque quirúrgico es el último de los recursos utilizados y en él se hace una intervención para regular la producción de saliva.

QUÉ DICEN LOS USUARIOS