Quienes fuman tienen una piel más flácida y con menos elasticidad. (Foto: Especial)

¿Cómo afecta fumar a la piel?

Los fumadores tienen más riesgos de complicaciones tras una cirugía pues su cicatrización es deficiente
Darinka Gómez | El Universal
12 Noviembre, 2019 | 10:00 hrs.

El tabaquismo es una adicción que provoca graves daños a la salud pues no sólo aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón sino que también afecta a otros órganos y sistemas, uno de ellos es la piel.

Aunque mucha gente no toma en cuenta cómo el cigarro afecta a la piel, lo cierto es que los daños a la dermis son múltiples y ocurren en diferentes grados, tal como explica la dermatóloga Rossana Llergo, vicepresidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología.

“Por un lado, el cigarro incrementa la cantidad de radicales libres, los cuales a su vez propician un incremento del estrés oxidativo el cual acelera el envejecimiento cutáneo”, comenta. 

El hábito de fumar también fomenta una disminución en la producción de estrógeno, lo cual hace que la piel sufra los cambios similares a los de una piel posmenopáusica a pesar de que la persona aun sea joven. 

Según explica la especialista, el cigarro también provoca una aceleración del daño producido por la radiación UV por lo que las pieles de fumadores son más sensibles al fotoenvejecimiento

Además de todas las alteraciones anteriores, el cigarro también produce alteraciones en los procesos de cicatrización cutánea por lo que las personas fumadores tienen una cicatrización más lenta y deficiente. 

Esto provoca que tengan más riesgos de complicaciones tras una cirugía pues sus procesos de cicatrización no son óptimos. Por otro lado, esto inhibe el proceso de reepitelización- 

Se tienen bien estudiado que el cigarro también inhibe la síntesis de colágeno y degrada las fibras colágenas lo que se traduce en una piel más flácida y con menos elasticidad. 

En resumen los daños a la piel son múltiples y en varios de sus diferentes componentes. El resultado de esto suelen ser pieles oscuras, sin brillo, con manchas, pieles que se arrugan fácilmente, que tienen envejecimiento prematuro, cicatrización deficiente y una mayor flacidez. 

 

 

 

QUÉ DICEN LOS USUARIOS